• ufficio stampa

Inarrestabile ! Laia Sanz torna al Mondiale Trial: prima prova in Italia a metà giugno

Semplicemente incredibile. Enduro, Dakar, Extreme E e anche i rally raid in auto non soddisfano ancora la sete di Laia Sanz che ha deciso di tornare alle sue origini. Esatto, avete capito bene, al trial. Ma non con un semplice allenamento oppure una gara di Campionato nazionale, bensì con il mondiale. Dopo quattro anni dalla sua ultima partecipazione la Sanz parteciperà al Campionato del mondo di Trial femminile dove già vanta 13 titoli, una cifra che mai nessuna donna al mondo ha mai neanche lontanamente avvicinato.

Quando nel 2017 Laia aveva lasciato il trial lo aveva fatto a malincuore, rendendosi conto però che non riusciva a combinare la specialità trialistica con il Mondiale di Enduro e la Dakar. "Il mio però non era un addio ma un arrivederci" ha spiegato Laia che attualmente si trova già in Senegal per la prossima sfida di Extreme E in programma per questo weekend.

"Tornare a correre nel trial era qualcosa che mi era già passato per la testa ma non avevo ancora trovato l'occasione giusta. Che si è invece presentata ora, con Gas Gas, una marca che ha un'ampia varietà di moto".

A influire sulla sua scelta anche un altro fattore e cioè il suo recupero dalla malattia di Lyme che l'aveva attaccata nel 2020 finendo per intaccare molto il suo stato fisico e di salute. "Gli ultimi tre anni sono stati molto complicati per me. Dapprima la mononucleosi, poi la febbre Q e l'anno scorso la Lyme. Ora che inizio a sentirmi meglio, sono molto felice di tornare al Trial, che è anche lo sport in cui ho iniziato e che mi è mancato molto. Sicuramente, uno dei motivi per tornare è quello di recuperare sensazioni e godere nuovamente la moto" ha spiegato la pilota KH-7 che gareggerà con una GasGas TXT GP 300 con la quale da qualche mese si sta preparando. "Il Trial è uno sport che richiede molto tempo sopra la moto e me ne sono accorta appena ho ricominciato. Ora però, man mano che l'allenamento avanza mi sento meglio, più sciolta e faccio costanti progressi".

Il piano 2021 è quello di correre il mondiale di trial e anche quello di enduro: "Non sarà facile perché conciliare le due cose è molto complicato, ma ci proveremo. Sono un po' disconnessa da entrambe le modalità, anche se sarà molto interessante vedere come me la cavo".

L'ultima partecipazione di Laia Sanz al Mondiale di Enduro Femminile avvenne nel 2017, quando lottava per la conquista del titolo di specialità: nell'ultima prova di quella stagione, in Germania, solo un problema tecnico le impedì di portare via quello che sarebbe stato il suo ennesimo titolo iridato. La sua prima gara del Mondiale Trial si correrà nel weekend 11-13 giugno, in Italia.


Versión Española


Laia Sanz regresa a sus orígenes. Ocho años después de participar por última vez en una prueba de Trial, la piloto de KH-7 volverá a competir en el deporte que la vio crecer desde la infancia hasta convertirse en un referente del offroad sobre dos ruedas. Será en el Campeonato del Mundo de Trial Femenino, donde acumula 13 títulos, una cifra que ninguna otra mujer en el mundo ha logrado igualar. La española decidió dejar este certamen tras completar la temporada 2013, debido a la imposibilidad de compaginar el Trial con el Mundial de Enduro y el Rally Dakar. Pero de sus palabras de entonces, “no sé si es un adiós o un hasta luego”, ya se podía intuir que no sería una retirada definitiva. Y en efecto, los astros se han alineado ahora para alegría de Laia Sanz: “Volver al trial era algo que me había pasado por la cabeza varias veces, pero no había tenido la oportunidad. Ahora con GasGas es perfecto, porque es una marca con una gran variedad de motos, incluidas las de trial, así que poder aprovecharlo me hace mucha ilusión”.

Otro de los factores que han influido decisivamente es su recuperación de la enfermedad de Lyme, que contrajo en 2020 y que mermó mucho su estado físico y de salud. “Los últimos tres años han sido muy complicados para mí; primero con una mononucleosis, luego la Fiebre Q y el año pasado el Lyme. Ahora que empiezo a encontrarme mejor, estoy muy contenta de volver al Trial, que además es el deporte en el que empecé y que he echado mucho de menos. Seguramente, uno de los motivos para volver es recuperar sensaciones y disfrutar otra vez encima de la moto. Ese es el objetivo”, explica.

La piloto de KH-7 competirá con una GasGas TXT GP 300 con la que lleva ya unos meses preparándose para minimizar el tiempo alejada de esta modalidad: “El Trial es un deporte que requiere estar muy encima de la moto. Al principio notaba mucho todo ese tiempo de desconexión, pero en cada entreno me voy encontrando mejor y con más soltura. Me falta un poco de físico, después de un año tan duro como el que he pasado, pero semana tras semana voy progresando”. También en el Mundial de Enduro Femenino 2021 viene acompañado de muchas novedades para Laia Sanz. Y es que la de Corbera de Llobregat también ha decidido regresar al Mundial de Enduro Femenino, del que decidió retirarse hace cuatro años para centrarse en los rallys Cross-Country y el Dakar. Acostumbrada a simultanear varias modalidades, la catalana espera poder con todo nuevamente, aunque es consciente de la dificultad que entraña el reto: “El plan es correr el mundial de trial y el de enduro. No será fácil porque compaginar las dos cosas es muy complicado, pero vamos a intentarlo. Estoy un poco desconectada de las dos modalidades, aunque será muy interesante ver qué tal se me da”.

La última participación de Sanz en el Mundial de Enduro Femenino fue en 2017, cuando luchaba por su sexto título de la especialidad. No obstante, en la última prueba de esa temporada, el GP de Alemania, un problema técnico le impidió llevarse el que hubiera sido su 19º entorchado mundialista (sumando los 13 de trial).

Ahora, cuatro años después, tiene la oportunidad de quitarse esa espina y no sólo alcanzar aquel 19º trofeo que le fue esquivo, sino también la posibilidad de llegar a los 20 cetros mundiales. Prudente, y con la sabiduría de quien lleva toda una vida compitiendo sobre dos ruedas, Laia Sanz prefiere desviar la presión: “Los 20 títulos es una cifra que suena muy bien, pero no será fácil. Más que pensar en ganar, hay que entrenar para recuperar las sensaciones y sentirme competitiva. Luego ya veremos, pero está claro que lo intentaré”.

La primera cita para la de KH-7 será en el Trial de Italia, del 11 al 13 de junio. Sin descanso, una semana después disputará la primera prueba del Mundial de Enduro, en Portugal.

28 años subida a una moto A sus 35 años, Laia Sanz cuenta con una larga trayectoria en el Trial que arrancó a los 7 años. En 1997 logró su primera victoria compitiendo contra los chicos y tres años después ganaba el campeonato de España en la categoría cadete siendo la única fémina. Las diferencias físicas entre chicos y chicas aumentaron con el paso de los años y la de Corbera de Llobregat (Barcelona) empezó a centrarse en las incipientes competiciones femeninas a nivel internacional, aunque nunca dejó de competir contra rivales del género opuesto. En 2000 conquistó el primero de sus 13 títulos mundiales -el único que no ganó desde entonces fue el de 2007-, a los que acompañaron 10 títulos europeos, 6 triunfos en el Trial de las Naciones por equipos y varios podios en el Mundial Junior de Trial. Más tarde llegarían las 11 ediciones terminadas consecutivamente del Rally Dakar, donde destaca el 9º puesto absoluto que alcanzó en 2015.